El amor que sirve

27Oct11

Se que el sábado prometí tenerles este post sobre el amor servicial el día de ayer pero, he estado un poco entretenida con un incidente que tuvimos con el ojito de mi hija y con la salud de mi abuelita. Así que ustedes comprenderán el porqué lo comparto hasta ahora.

El amor servicial es el tipo de amor de Jesucristo. Este lo que busca es honrar al conyugue, el esposo a la esposa y viceversa, a tal grado de anhelar descubrir la satisfacción de las necesidades del otro inclusive por encima de las tuyas propias. Y cuando leo esto me pregunto: ¿Podría hacerlo?

La mayoría nos casamos pensando que el conyugue al casarnos debe cumplir con todas nuestras necesidades humanas básicas, físicas, emocionales, relacionales y hasta espirituales, tanto de tu propio genero como también las de tu propia personalidad individual. Este libro te llama a reflexionar acerca de si esto ¿se te ha hecho realidad?  Rápidamente me lleva al pasaje bíblico Juan 13:1-5 y empieza a redargüir mi corazón. Este es aquel pasaje donde el Señor Jesús lava los pies de sus discípulos, en el cual Él toma el lugar del anfitrión o “sirviente”, ya que en aquellos tiempos el anfitrión o sirviente lavaba los pies de sus invitados.  En este pasaje Jesús nos enseña 3 cosas:

  1. Satisfacer una necesidad a través de un acto de SERVICIO: Él hizo la tarea que le tocaba al sirviente, lavar los pies sucios de otras personas que caminaron todo el día, en caites, en arena.
  2. Alguno de los discípulos pudo sentirse incomodo con lo que hizo el Señor: Seria por orgullo o porque aceptar esta clase de trato significaba que debía hacer lo mismo por otra persona? Para mí esto es una gran incógnita, pero lo cierto es que a veces no queremos aceptar algo de otra persona para no sentirnos comprometidos a corresponderle de la misma manera.
  3. Nos demostró que hasta el mayor entre nosotros debe ser servidor de todos: lo demostró allí y en la cruz al morir por todos nosotros, eso fue llevar el amor servicial hasta el infinito.

Lo cierto es, que el amor servicial o mejor dicho amar con amor servicial en estos tiempos es ir contra la corriente, y es difícil nadar contra la corriente, o ir en contra de la vía en el auto, o demostrar una diferencia ante todos, si es difícil, pero no imposible si se propone en el corazón respaldado con la verdad que es Jesucristo.

Sin embargo debemos entender como mujeres que esto no significa entrar a un nivel de esclavitud, al igual que los hombres deben entender que esto no quiere decir que vamos a dominarlos, la clase de amor servicial de Dios fluye de la propia voluntad y no a la fuerza, fluye de la fuerza del amor y no de su debilidad, fluye de la alegría y no del sentimiento de culpa.

Matrimonio 50/50 (un mito) la filosofía de este matrimonio es la de satisfacer las necesidades del otro solo si el satisface las mías. Quien no ha querido vivir en esa filosofía? Pero esta clase de matrimonio no es más que un registro detallado de todo lo que se hace en el matrimonio, es como llevar un inventario no solo económico sino de besos, abrazos, apapachos o favores. Ahora muchos piensan ¡que horror! Pero lo cierto amigos es, que muchos esposos así viven y les resulta muy bien pero el trasfondo es que estas personas no se sienten honradas entre si y mucho menos comprendidas. En conclusión este matrimonio cultiva la actitud de “yo primero”, el servicio y la sumisión del uno al otro por lo general se sustituye por un fuerte énfasis en obtener lo que se merece por derecho.

Matrimonio 100/100 (felicidad) he llegado a reconocer con esta lectura que tener una persona que este solo para satisfacer tus necesidades ha de ser lo mejor, es decir, cualquiera queda encantado de ser amo de cualquiera, y pues a quien no le gusta la honra que conlleva eso, creo que a todos. Sin embargo si nos concentramos en nuestras necesidades eso radicara un problema, y eso es lo que trata de evitar el matrimonio 100/100. Eso quiere decir poner las necesidades del otro primero e incluso por encima de las nuestras,  Efesios 5:25-26 dice a los esposos que se amen a sus esposas como Cristo amo a la Iglesia y se entrego por ella, todos sabemos que esa entrega es el sacrificio que hizo por nosotros en la cruz. Cuando un esposo se entrega a si mismo por su esposa, decide servirle debido a su deseo de ser obediente al diseño que Dios tiene para él. La agrada a ella y a Dios. (Pag.128)

Pero como todo es costo-beneficio, el beneficio que reciben los esposos es que nosotras como mujeres al tener un esposo entregado nos nace una confianza desbordante por ellos y servirlo no es una carga sino un placer. De esta forma los dos esposos se sentirán comprendidos y honrados.

Anuncios


No Responses Yet to “El amor que sirve”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: